¿Cómo aprovechar las cocinas estrechas y largas? ¡Sácales partido!

A veces no podemos escoger la forma de nuestras cocinas  y tenemos que adaptarnos al espacio y forma con el que contamos. Saber cómo distribuir una cocina alargada puede ser todo un reto decorativo. Explota al máximo las características de las cocinas estrechas e instala una cocina de tipo en línea, ¡seguro te encantará el resultado!

cocinas estrechas

¿Cocinas estrechas? Puede parecer un reto decorarlas pero si la organizas bien tendrás una cocina práctica y funcional

Cómo distribuir una cocina alargada para sacarle el máximo partido

Cada casa es un mundo, y cada cocina mucho más. Un espacio único donde cocinar, reunirnos, charlar… Por eso, una cocina debe permitir usar el espacio del que se dispone de manera inteligente y, además, mantener un estilo acorde con el resto de la casa.

CFR – ES – TEXT – Ebook 3 – Cocinas

En el caso de que tengas una cocina estrecha, puedes considerar algunos puntos para responderte a la pregunta de cómo distribuir una cocina alargada y así aprovecharla al máximo.  Aquí te contamos más.

Antes de empezar, ten en cuenta las zonas de una cocina

Lo primero de lo que tienes que darte cuenta antes de saber cómo distribuir una cocina alargada es que en este espacio hay diversas zonas diferenciadas, según la actividad y función a cumplir:

  • Zona de despensa: espacio de almacenamiento de alimentos, productos enlatados, refrigerador
  • Zona de almacenamiento: electrodomésticos, utensilios, utensilios de cocina.
  • Zona de fregadero: área de limpieza. El fregadero es el punto central del área de limpieza. Te recomendamos que si eres una persona diestra, coloques el lavavajillas a la izquierda del fregadero. De esta manera, la tarea se facilitará.
  • Zona de preparación: idealmente un gran espacio para trabajar.
  • Zona de cocción: fogones o placas y horno. El área que rodea los fogones debe diseñarse en función de tus necesidades a la hora de freír o cocer los alimentos. El área de cocción debe ubicarse al lado del área de preparación, y en ella debes tener ollas, sartenes y otros utensilios de cocina importantes a tu alcance. El horno también pertenece a la zona de cocción, pero no tiene que ocupar un lugar central en la cocina, ya que se considera que tiene un uso más puntual.

Ideas para cocinas estrechas

Distribución en línea

En realidad, la mayoría de las cocinas son cocinas en línea, con un solo módulo, sin esquinas, rodeado de muebles en los lados, dejando espacio libre en las tres paredes restantes.

Con una cocina estrecha, la opción de instalar una cocina en línea es ideal. Ten en cuenta que la zona de fogones quedará a poco espacio de la de agua. Sepáralas lo máximo que puedas y deja espacio para una encimera de trabajo.

cocinas estrechas

Las cocinas estrechas piden a gritos una distribución lineal

Y ¿cómo distribuir una cocina alargada que sí cuente con suficiente espacio?

En este caso puedes distribuir tu cocina alargada en forma de L o U, y aprovechar así, la pared del fondo, o incluso situar una isla central.

Con este tipo de cocinas puedes obtener más almacenamiento y espacio de trabajo, sin saturar tanto el ambiente como podría suceder con una cocina dispuesta en paralelo. Puedes usar algunos trucos:

  • Colocar la encimera en la pared del fondo, utilizando una o las dos esquinas para prolongar su superficie útil. 
  • Ubicar el almacenamiento y electrodomésticos en esa pared para reducir el ruido visual y ganar espacio en el resto de la habitación.
cocinas estrechas

En el ambiente de la cocina premium TANGO se reduce el peso visual mediante un sencillo recurso: unas baldas de madera.

Usa el color a tu favor

Es un recurso que te permite alterar la sensación de pasillo que genera una cocina con planta alargada. Para ello:

  • Introduce un color diferente en una pared. Con un tono más fuerte, como puede ser un rojo o naranja, atraes la atención.
  • Aplica en la pared del fondo un tono más oscuro que el de tus muebles de cocina. Visualmente, la superficie se aproxima, no parecerá tan lejana. Los colores cálidos (amarillos, naranjas, rojos, etc.), son los que consiguen ese efecto de hacer un espacio más pequeño.

No te olvides del poder del blanco y los colores claros para ampliar visualmente una habitación, gracias a la luminosidad que generan. Úsalos en las paredes y el mobiliario.

Para que el espacio no resulte tan pesado, también puedes recurrir a colores distintos para el mobiliario. Los muebles bajos en tonos más oscuros y los altos más claros, de modo que parece liberarse la pared a medida que llega al techo.

cocinas estrechas

El color blanco es luminoso y transmite sensación de limpieza. Detalles como el zócalo de PVC antihumedad de la cocina armada TEMEL, ayudan a mantener esa higiene.

Cuida el diseño

El mobiliario puede conducir a mantener la impresión de tener una cocina más larga que ancha.

Un diseño de líneas sencillas con frentes lisos o sin tiradores, puede ayudar a limpiar visualmente el ambiente haciendo que no parezca tan abarrotado y, al mismo tiempo, evitar conducir la mirada sobre el plano horizontal.

Planifica la distribución de tu cocina, teniendo en cuenta el espacio mínimo que necesitas para moverte con libertad en ella y abrir las puertas. Si quieres colocar una isla frente a tu encimera, requieres de una separación mínima de 90 cm entre ellas. Aunque lo idóneo sería algo más, 120 cm. Y si vas a tener mobiliario bajo enfrentado, destina 120 cm, o reduce a un mínimo de 100 cm en caso contrario.

cocinas estrechas

¿Cocina alargada con mesa? Si tu cocina es tipo pasillo, una mesa extensible, como ANNA, añade estilo y funcionalidad. Recuerda, el mobiliario debe adaptarse a tus necesidades.

Organiza lo que tienes de forma creativa

Tienes, por ejemplo, accesorios de cocina modernos y funcionales como barras de pared para los utensilios, organizadores para colgar en el interior de las puertas de los armarios o soportes colgantes con ganchos o rieles que te ayudarán a disponer tus tazas o copas bajo los muebles altos. 

Otra opción son los muebles abatibles, plegables o apilables. Y el mobiliario o electrodomésticos con medidas reducidas. Dispones de muebles con fondo de 40 cm y lavavajillas de 45 cm. Esos pocos centímetros de diferencia pueden resultar muy útiles.

También puedes aprovechar el techo para liberar espacio en las paredes, mediante una campana encastrada.

cocinas estrechas

Los accesorios de pared permiten despejar la superficie de trabajo de una encimera. Además de barras para sartenes, hay soportes para cuchillos de pared con imán.

Optimiza el espacio al máximo

Aprovecha la verticalidad para instalar almacenaje. Lleva los armarios hasta el techo: incluso puedes poner un armario encima de la nevera si el hueco que queda te lo permite. En una cocina estrecha el espacio es tu mejor valor.

cocinas estrechas

Una cocina estrecha agradecerá muebles ordenados por dentro, como este, que te permite elegir qué quieres coger del armario colocándote al lado

Elige cajones largos

Los cajones largos y amplios nos servirán para guardar todo nuestro menaje y cubertería. En una cocina estrecha todo debe de quedar compacto y si es siguiendo una distribución en línea mejor.

cocinas estrechas

Organiza los elementos de forma que puedas aprovechar la verticalidad también con los electrodomésticos, como por ejemplo colocando el microondas encima del horno

Un office en la cocina

Para que el espacio coja un poco de aire separando zonas, aprovecha la distribución en línea para crear un área tipo office para tomar desayunos y tentempiés en ella.

Que la cocina sea estrecha es un hecho bastante común, sobre todo si vives en un piso o en las grandes ciudades. Podemos explotar y adaptar al máximo este espacio con una distribución en línea, maximizando el espacio y eligiendo muebles adecuados a la medida, aprovechando del suelo al techo. Si vas a reformar tu cocina, lo mejor es que consultes con profesionales que puedan ayudarte a hacer práctica tu cocina estrecha.

CFR – ES – POST – Ebook 3 – Cocinas