¿Cómo limpiar los radiadores? Te lo explicamos paso a paso

Cuando bajan las temperaturas es el momento de encender los radiadores. Para un funcionamiento óptimo y para que la casa esté siempre calentita, es importante que estén bien limpios, sobre todo si hay alguna persona alérgica al polvo. En este post te vamos a explicar, paso a paso, cómo limpiar los radiadores de tu casa.

como limpiar radiadores

El sofá cama JOY, de piel sintética, luce de maravilla junto a un radiador pintado del mismo color.

Cómo limpiar los radiadores: pasos a seguir

Para limpiar el interior de un radiador necesitarás las herramientas adecuadas y un poco de paciencia, pues algunos recovecos son de difícil acceso y, además, a veces los radiadores están un poco inaccesibles.

CFR - ES - TEXT - Ebook 1 - Tendencias, estilos y colores

Este puede ser el caso, por ejemplo, de algún radiador del salón, que puede ser que esté detrás de un sillón.

como limpiar radiadores

¿Crees que los radiadores desentonan? Si están bien cuidados y van acorde con la decoración pueden pasar realmente desapercibidos

Además del polvo que encuentres en una limpieza general, puede que en el interior del radiador también haya algún resto de óxido o alguna fisura, que suelen aparecer con el paso del tiempo y el uso.

Herramientas

Para limpiar el exterior del radiador necesitarás las herramientas habituales de limpieza, cómo un plumero, un trapo y un limpiador multisuperficie. En cuanto al interior del radiador, necesitarás alguna herramienta especial.

Una opción son los cepillos de cuerpo flexible, formados por cerdas adaptables, que te permiten llegar a cualquier rincón del radiador. Otra opción es utilizar un aspirador que, con los accesorios adecuados, también puede ser un gran aliado.

Pasos a seguir sobre cómo limpiar los radiadores

  1. Apaga los radiadores. Deben estar fríos, ya que limpiar los radiadores calientes es peligroso, tanto por posibles quemaduras como por la reacción de algunos productos limpiadores con altas temperaturas.
  2. Cubre la zona alrededor. Si proteges el suelo y muebles cercanos con periódico o cartón, evitarás que la suciedad se disperse.
  3. Empieza por el interior trasero. Si empiezas por el exterior, es muy probable que tengas que repetir después de limpiar el interior del radiador. Ayúdate de un cepillo flexible. Hazlo girar sobre sí mismo para aumentar su eficacia y arrastrar toda la suciedad posible al limpiar el radiador.
  4. Recoge el polvo. Cuando ya no elimines más suciedad con el cepillo, utiliza el aspirador para recoger la suciedad que ha salido al limpiar el radiador. Con la boquilla fina te será más fácil.
  5. Limpia la suciedad incrustada. Una vez eliminado el polvo, toca el turno de la suciedad más incrustada. El vapor es muy útil en este caso, ya que ayuda a deshacer la suciedad más resistente.
  6. Detalles finales. Para terminar la limpieza de radiadores, es recomendable limpiar con un trapo humedecido con un poco de agua y jabón, u otro tipo de limpiador multisuperficie. Así dejarás los radiadores brillantes y limpios.
  7. Deja secar. Cuando termines de limpiar el radiador es muy conveniente dejarlo secar unas horas antes de encenderlo.

Ahora ya sabes cómo limpiar los radiadores de tu casa. Aunque puede parecer una tarea un poco pesada, cuando termines verás que ha valido la pena. Ahora solo toca ponerlo en práctica y comprobar el resultado final.

 

CFR - ES - POST - Ebook 1 - Tendencias, estilos y colores